Los buenos deseos de los sistemas de mejora continua.

Al término de cada año las organizaciones invierten largas horas en reuniones de cierre para analizar los resultados del ciclo que está por finalizar. Incluso, algunas empresas se retiran de sus operaciones normales para realizar ésta introspección, reorganizarse, y plantear estrategias o tácticas que, a su juicio, les ayuden a enfrentar los retos del año siguiente y alcanzar los objetivos planeados.  

Gran parte de estas reuniones de análisis de resultados, se parecen al juego del “banquillo de los acusados” en donde el director, protagonista del juego,  solicita a cada gerente responsable de área,   presentar sus resultados y explicar las causas que evitaron llegar a la meta final. En algunas situaciones, en que la meta se alcanzó, el gerente se enfoca enjustificar el uso de recursos no planeados que necesariamente debieron utilizarse para alcanzar el objetivo final.

 La innovación continua en la organización se ha vuelto indispensable en los sistemas de mejora. 

La innovación continua en la organización se ha vuelto indispensable en los sistemas de mejora. 

Y así transcurren estas largas reuniones de cierre en donde prevalece elenfoque reactivo que erróneamente es utilizado para definir la estrategia de los años venideros y alimentar el sistema de mejora continua.

Año con año vemos con tristeza, que la inteligencia de grandes líderes responsables de áreas y de organizaciones enteras, invierten su día a día manteniendo este enfoque reactivo que su sistema de mejora les demanda, en lugar de orientar al equipo a generar acciones que fomenten el acierto futuro y faciliten el logro de lo deseado, es decir mantener un enfoque proactivo.

Adicionalmente, en nuestra época se nos ha demandado acelerar el paso para estar al día con los requerimientos del cliente. La innovación continua en la organización se ha vuelto indispensable en los sistemas de mejora. 

 Del “ querer” al “hacer” existe una brecha.

Del “ querer” al “hacer” existe una brecha.

Gran parte de las organizaciones “quieren” mantener el espíritu de innovación en todos sus colaboradores y sus estrategias de corto y mediano plazo. Sin embargo, del “ querer” al “hacer” existe una brecha que las reuniones de cierre de año, y el  juego del “banquillo de los acusados” difícilmente lograrán, si se mantiene al sistema de mejora sin los ingredientes de innovación y enfoque proactivo.

Ahora bien, los invito a reflexionar si el sistema de mejora de su organización está lleno de buenos deseos de mejora en dónde el “querer” prevalece o  tiene los mecanismos necesarios para enfocar estas largas reuniones de cierre a un perspectiva proactiva con  la innovación enfocada en mantener y mejorar el desempeño de la organización al ritmo que nuestros clientes lo requieren.

KWT Consulting

Luz Gonzalez