6 fuentes de ideas para tu empresa.

Si estás buscando ideas frescas que impulsen el crecimiento de tu empresa, nuevas soluciones a tus problemas o estrategias innovadoras que te ayuden a posicionarte en el mercado recuerda que no estás solo.

No esperes a que se te “prenda el foco” y que automáticamente generes cientos de ideas por ti mismo. Existen muchas personas a tu alrededor -dentro y fuera de tu organización- que pueden darle una visión diferente a tu empresa, generar nuevas ideas y encontrar áreas de oportunidad que tú no habías identificado.

Te compartimos cinco fuentes que puedes consultar y que te aportarán ideas en beneficio de tu negocio:

 Existen muchas personas a tu alrededor -dentro y fuera de tu organización- que pueden darle una visión diferente a tu empresa

Existen muchas personas a tu alrededor -dentro y fuera de tu organización- que pueden darle una visión diferente a tu empresa

1. Empleados y colaboradores

Nadie conoce mejor una empresa que quienes diariamente trabajan en ella. Por ello, es importante que crees un ambiente de participación y colaboración donde todos los empleados aporten ideas y soluciones. Y lo más importante: donde sientan la confianza de expresarlas.

Una recomendación es que contrates a personas con diferentes perfiles; de distintas edades, niveles socioeconómicos, culturas y áreas de profesionalismo. Crea reuniones periódicas que tengan como única finalidad el ser una “lluvia de ideas” donde todos participan ycomentan; a éstas invita a personas pertenecientes a distintas áreas.

2. Tus clientes

Pedirles directamente a tus clientes que te den sus ideas, sugerencias e incluso quejas puede ser una de las estrategias más efectivas. Escuchar a los clientes te permitirá darles lo que realmente quieren.

Pídeles abiertamente que respondan encuestas –online o físicas- que incluyan preguntas abiertas o área de sugerencias y que participen en focus groups (sesiones grupales). 

3. Coach ejecutivo

Un coach ejecutivo es una persona con experiencia que integras a tu equipo (por lo general, a lo largo de algunas semanas) con la intención de que te ayude a resolver problemas, potenciar tu crecimiento o detectar áreas de oportunidad.

Este tipo de asesoría le facilita al emprendedor mejorar sus habilidades empresariales y lo más importante: obtener nuevas ideas y una visión no viciada del negocio.

4. Internet y las redes sociales

Internet es una gran e inagotable fuente de información. En la Web encontrarás diversos sitios, blogs y plataformas donde personas de diferentes perfiles y nacionalidades comparten información.

Por eso, es recomendable que te mantengas actualizado y que consultes diariamente las notas y los posts en diferentes lugares.  Las redes sociales son otra notable fuente de nuevas ideas. En ellas no sólo puedes encontrar a gente con intereses comunes, sino también puedes hacer consultas y concursos masivos y conocer las tendencias del momento.  

5. Networking

Si tu empresa está atravesando una crisis de creatividad o problemas de liquidez, una opción es asociarte con alguien o establecer alianzas estratégicas.

Cuando estés buscando un socio es muy importante que evalúes a detalle el perfil de la persona que necesitas. No se trata sólo de asociarte con un amigo o un familiar, sino de establecer una relación beneficiosa para tu empresa.

6. Amigos y familiares

Aunque pareciera una opción obvia o poco profesional, en las personas más cercanas a ti puedes encontrar buenas ideas para mejorar tu negocio.

Existen dos factores destacables de preguntarle a tus allegados: confianza y diversidad. Es decir, tanto en tu familia como en tu círculo de amistades seguramente hay personas de distintas edades, personalidades y profesiones, que tendrán la confianza de decirte la verdad acerca de lo que piensan de tus productos o servicios.

Recuerda que puedes aprender de todas las personas y que las ideas más revolucionarias pueden surgir de la menos esperada.

Fuente: https://www.entrepreneur.com/article/265409