Las 5’s y la importancia de un ambiente de calidad.

Siempre nos preguntamos ¿qué es la calidad y como se puede integrar la calidad en nuestras actividades? Comenzaremos por identificar que la calidad inicia por uno mismo y el ambiente que nos rodea; de ahí la importancia de aplicar la metodología 5’s, la cual está enfocada en proporcionar a las personas los conocimientos, destrezas y actitudes que les permitan crear y mantener ambientes de trabajo excepcionales.

 Es fundamental comenzar por lograr en un ambiente de trabajo que se caracterice por el orden, la limpieza y la disciplina.

Es fundamental comenzar por lograr en un ambiente de trabajo que se caracterice por el orden, la limpieza y la disciplina.

Las organizaciones son responsables de proveer un buen ambiente de trabajo proporcionando espacios laborales seguros, eficientes y confortables, pero básicamente son las personas quienes con sus actitudes pueden hacer la diferencia entre un ambiente favorable y uno realmente óptimo.

Para encaminar a una organización hacia la calidad, bajos costos, entregas oportunas, optimización de tiempos e imagen íntegra hacia el cliente, es fundamental comenzar por lograr en ella un ambiente de trabajo que se caracterice por el orden, la limpieza y la disciplina.

El creciente nivel competitivo de las empresas, exigen los más altos estándares de calidad, lo que ha forzado a la gente de diversas industrias a reorganizar -entre otros aspectos importantes – el lugar físico de trabajo, ya que es difícil emprender programas de calidad y mejora continua sin tener adecuadas condiciones de trabajo, tanto físicas como mentales de su personal; de tal manera que las personas puedan explotar todo su potencial.

Finalmente debemos realizarnos las siguientes preguntas para determinar la importancia de contar con un ambiente de calidad en nuestras organizaciones:

¿Se puede esperar que la gente trabaje a su máximo potencial en un área desorganizada, sucia e insegura?

¿Podrán mentes sanas trabajar en lugares insalubres?

¿Se puede crear una cultura de calidad sin disciplina?

 

KWT Consulting

Samuel Hernández Plata